Skip to Navigation

Después del 29M, hay que seguir luchando

 

La Reforma Laboral de Rajoy ha sido contestada con la Huelga General del 29 de marzo, que ha tenido un índice de participación e incidencia social bastante superior a de hace año y medio, contra la Reforma Laboral de Zapatero. En parte, por el contenido brutal de la reforma. También porque, en esta ocasión, las direcciones de CCOO y UGT han reaccionado con más celeridad ante la política antiobrera del Gobierno del PP, en la medida que ésta les ha dejado sin el espacio de la concertación social.

Pep Juárez


Y, en tercer lugar, por la convocatoria unánime de los sectores sociales alternativos, con sindicatos como CGT, CNT y SO, los movimientos emergentes como el 15M y otros (DRY, en determinados territorios), y las organizaciones políticas y sociales de orientación anticapitalista.

Sin embargo, y partiendo del rechazo común de la Reforma, se ha plasmado una diferencia radical, respecto a los objetivos, de unos y de otros, tanto en la Huelga General como en las manifestaciones del 29M: mientras los dirigentes del sindicalismo institucional ha ido pidiendo, casi suplicando, el abrir de nuevo los marcos de concertación, para negociar los contenidos de la Reforma, el movimiento sindical y social alternativo ha exigido, de manera clara y rotunda, la derogación de la misma. Esa dicotomía marcará los pasos a seguir después de la Huelga General. Mientras unos seguirán esperando cualquier guiño del Gobierno para recomponer el papel que han representado durante los últimos treinta años, los otros deberemos reforzar los nacientes polos de resistencia anticapitalista, única esperanza para detener la barbarie, aunque sea mirando a medio y largo plazo.

Se puede afirmar que la Reforma Laboral de Rajoy, y el resto de políticas de recortes y medidas antisociales, son hijos naturales de la debilidad del movimiento obrero, adquirida a lo largo de décadas de concertación social. Esta política de paz social, como el marco donde se han ido dilapidando los derechos laborales y sociales, a lo largo de los últimos treinta años, ha dado como resultado la desorientación, despolitización y desorganización de la clase trabajadora, paralela al descrédito del propio sindicalismo. Además, se ha instalado un modelo productivo descualificado y subalterno (un país de servicios), todo ello en medio de unas tasas insoportables de paro y precariedad.

A pesar de ese contexto, con una relación de fuerzas absolutamente desequilibrada a favor del poder, y también a pesar del discurso dominante a lo largo de la actual crisis, esta Reforma ha agudizado las contradicciones sociales. Y también ha provocado la necesidad, casi instintiva, de oposición y resistencia a la misma, por parte de los sectores más concienciados de las clases trabajadoras. Los factores que han jugado en contra de la Huelga General han vuelto a ser poderosos: la desinformación, el miedo, la desconfianza en un modelo sindical obsoleto y el coste económico que supone secundar la huelga. Esas han sido las circunstancias que han enmarcado la Huelga General del pasado 29 de marzo..

La Huelga General en Baleares.-

El tejido productivo balear, básicamente de servicios y dependiente en gran medida del turismo y de la estacionalidad, con miles de trabajadores fijos discontinuos (en el 29M casi todos fuera de temporada) no era, de entrada, el marco más propicio para parar, el pasado día 29 de marzo. De hecho, la incidencia de la Huelga en la hostelería y restauración estuvo condicionada por esa circunstancia. En la Banca y el comercio apenas tuvo repercusión, así como tampoco en sectores deprimidos, como la construcción. Pero en el transporte, servicios, telecomunicaciones, centros educativos, Universidad (más los alumnos que los docentes) y empresas públicas, el paro se hizo notar con fuerza.

Pero el rechazo a la reforma, como en ocasiones anteriores, se visualizó mucho más en las manifestaciones masivas de la tarde del día 29. De ahí que el potencial de la resistencia social, contra la Reforma Laboral y contra los recortes antisociales, sea mucho mayor que lo que indican los propios porcentajes de participación en la HG. Las movilizaciones de Maó, Ciutadella, Eivissa, y especialmente en Palma, han sido de las más masivas que se recuerdan, en la historia del movimiento obrero de Balears. A pesar de todos los condicionantes, la labor de información del movimiento sindical ha funcionado, y aumentan las posibilidades, si continuamos la lucha, de que la Reforma Laboral de Rajoy se convierta en el talón de Aquiles de su gobierno.

La CGT y el Bloc Unitari Anticapitalista.

En Balears, la labor informativa y de movilización de los compañeros y compañeras de la CGT, afiliad@s, delegad@s y miembros de comités de empresa, en sus centros de trabajo, barrios, pueblos y polígonos, ha sido intensa y eficaz. Pronto se agotó el material de información confederal, y se tuvo que reforzar con la edición adicional de miles de folletos sobre la reforma. La convocatoria e intervención en asambleas, en su mayor parte masivas, también ha reforzado la participación de los trabajadores y trabajadoras en la Huelga, en las empresas y centros con presencia de nuestro sindicato. Todo ello a pesar de unos servicios mínimos, como en el caso de la radio-televisión pública IB3, absolutamente abusivos, y que han sido impugnados judicialmente por la CGT.

Nuestra participación en la Huelga en el Sector aéreo, transporte terrestre, IB3, empresas públicas como Calvià 2000, la Universidad, etc., además de nuestro papel activo en otras muchas empresas y sectores, ha venido a contribuir al resultado positivo de la jornada del 29 de marzo. Paralelamente, nuestra posición clara de rechazo de la Reforma, y de la exigencia de su derogación frente a los que quieren negociarla, ha permitido reforzar nuestra credibilidad entre nuevos sectores de trabajador@s y también nuestras posibilidades de crecimiento.

La CGT-BLAEARS ha buscado la unidad de acción con otras organizaciones sindicales, políticas y sociales alternativas, en el marco del llamado Bloc Unitari Anticapitalista. Mediante Ruedas de prensa, manifiestos y asambleas populares se ha ido dando a conocer el trabajo y las propuestas de este marco unitario, y que en la jornada del propio día 29M se plasmó, por la mañana y mediodía, en los piquetes más activos y dinámicos, que sufrieron episodios de brutal represión policial. Y por la tarde, en Palma, en la manifestación anticapitalista más numerosa que se recuerda en Baleares. Los medios oficiales, en su tarea de ningunearnos, cuantificaban la asistencia a la manifestación del BUA en 4000 personas (la de los mayoritarios en 20.000).

Sin entrar en guerra de cifras, lo que podemos afirmar después de esta movilización es que, por primera vez, los sindicatos y organizaciones alternativas tenemos capacidad para convocar masivamente a la movilización contra el sistema, rompiendo con muchos años de minoritarismo y de división. La juventud de la mayoría de los y las asistentes, y la fuerza y el entusiasmo con el que se desarrolló la movilización, sitúan al Bloc Unitari Anticapitalista como el nuevo instrumento de referencia de lucha contra el sistema, en Mallorca y Balears. También, por primera vez, nos sitúa a tod@s nosotr@s en condiciones de competir, en la calle, con los sumisos al régimen.

La lucha continúa.-

El paso adelante del 29M no debe tener retroceso. El éxito de la Huelga General sólo será fructífero si seguimos la lucha. La tarea de información sobre la Reforma debe de continuar, para convencer a los sectores de la población trabajadora que no han secundado la Huelga para que se sumen a las próximas movilizaciones, superando el miedo a las represalias que ahora los atenaza, y demostrando la utilidad de la movilización.

Por si no hubiera suficiente con la Reforma Laboral y las medidas anteriores, el día siguiente a la jornada de Huelga, el 30 de marzo, se aprobaron por parte del gobierno del PP los presupuestos más regresivos y antisociales que se recuerdan, con un brutal recorte inicial de 27.500 millones de euros, a cargo básicamente de las CCAA y los servicios sociales que estas prestan, además de la anulación de las partidas de ayuda a la cooperación. Pero mientras se dejan sin recursos a los que más lo necesitan, los presupuestos del PP incluyen obscenas medidas de amnistía fiscal para los defraudadores y otros delincuentes. Estos presupuestos, como ha ocurrido con el resto de reformas, han provocado el aplauso inmediato y entusiasta de los banqueros y de los estamentos como la Comisión Europea, el FMI y el BCE.

Unos y otros quieren hacer retroceder, a las gentes trabajadoras y a las mayorías sociales, a las condiciones de semi esclavitud anteriores al siglo XX. Pero de nosotros depende que no lo consigan, de que nos creamos que somos capaces de impedirlo. Quienes han participado en la Huelga General del 29M, y en las manifestaciones, demandan la continuidad de la lucha, porque no se sienten derrotad@s. Y, además, porque no hay otro camino.

Pep Juárez, Secretario general de CGT-BALEARS.

1 de abril de 2012.

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.