Skip to Navigation

Creado el Congreso Democrático del Trabajo en Egipto con participación de 149 sindicatos

 

El 14 de octubre, en los locales del sindicato de comerciantes “Togareen” en Abbassiya (El Cairo), representantes de 149 sindicatos anunciaron la creación del Congreso Democrático del Trabajo Egipcio, abierto a todos los sindicatos que decidan unirse libremente, rompiendo las cadenas que han unido, en las últimas décadas, al sindicalismo egipcio con la maquinaria de la dictadura, y que defiendan la libertad y la independencia sindical.



El Congreso realizará una segunda sesión en seis semanas, habiéndose creado 6 comisiones de trabajo para completar los procedimientos de funcionamiento del Congreso.

Este congreso pretende recuperar la tradición de lucha del movimiento obrero egipcio en defensa de los derechos democráticos y sindicales de los trabajadores egipcios a lo largo del siglo XX.

Pasamos a hacer un resumen de los principales acuerdos tomados en este congreso de los trabajadores egipcios. (Adjuntamos la documentación en inglés)

El congreso ha analizado la situación actual del movimiento obrero egipcio y los desafíos a los que se enfrenta, destacando:

En la víspera de la revolución, la situación de los trabajadores egipcios era insostenible: un salario mínimo que apenas puede cubrir las necesidades de un solo individuo, contratos de trabajo temporales, destrucción de empleo fijo, predominio de la economía sumergida en el sector privado, privatización de las empresas públicas con millares de trabajadores despedidos, derrumbamiento de la Seguridad Social, aumento del desempleo y de trabajos temporales informales.

El movimiento obrero había iniciado la creación de sindicatos independientes, rompiendo la legalidad impuesta por la dictadura. Se encontraba en la encrucijada de romper con el yugo del sindicalismo oficial, entregado al gobierno, y crear sus propias herramientas organizativas, a pesar de las prohibiciones.

Cuando estalló la rebelión del conjunto de la población egipcia el 25 de enero de 2011 rechazando vivir bajo el desempleo, la pobreza y el silencio impuesto por un régimen opresor y corrupto, el sindicalismo oficial salió en apoyo de Mubarak, intentando la farsa de ser el representante de los trabajadores egipcios…. Pero los trabajadores desenmascararon esta farsa, con continuas huelgas - hasta el punto de llevar a cabo la desobediencia civil los días 9 y 10 de febrero-, cumpliendo un papel fundamental en el derrumbe del régimen despótico y corrupto de Mubarak. Así el movimiento obrero comprendió la necesidad urgente de manifestarse como un movimiento independiente y de separarse totalmente del sindicalismo oficial

Durante los meses que siguieron al derrocamiento de Mubarak, el movimiento sindical democrático consiguió ciertos avances en el terreno de las libertades sindicales como:

  • Menos de dos meses después de la revolución, el movimiento consiguió un paso muy importante eliminando las barreras legales para crear sindicatos.. El ministro de Trabajo anunció las libertades sindicales que permiten a los trabajadores crear sus sindicatos o A pesar de las dificultades del período de transición, esto animó a la creación de diversos sindicatos como forma de defender los derechos y las reivindicaciones de los trabajadores.
  • Frente a la total oposición de la federación egipcia de sindicatos (ETUF) para impedir la creación de sindicatos independientes, el movimiento obrero democrático logró un nuevo éxito el 4/8 /2011 cuando el consejo de ministros anuló la representatividad de la ETUF y de las elecciones sindicales del periodo 2006—2011 y encargó al ministro de trabajo la disolución de la junta directiva de la ETUF y la formación de un comité provisional que llevara la ETUF hasta la celebración de elecciones bajo supervisión judicial. En lugar de disolver todas las instituciones de ETUF y de las uniones de rama, se sigue manteniendo un comité provisional donde permanecen 5 miembros de la antigua junta disuelta de la ETUF y que es dirigido por uno de sus líderes, contrario los principios de libertad sindical. El problema no es de elecciones, ni de reestructurar la ETUF cambiando sus líderes, sino desmontar los principios sobre los cuales se convirtió en un aparato gubernamental, liberar la acción sindical y permitir a los trabajadores crear sus sindicatos democráticos e independientes.

Sin embargo, la caída del aparato de la ETUF, que había dominado la acción sindical en el país durante largos años con la opresión, la tiranía y la corrupción, no era una cosa fácil. Era solamente un paso en un largo camino. Este paso no podrá ser terminado sin la publicación de la nueva ley sobre libertades sindicales y la eliminación de todos los obstáculos al derecho de crear sindicatos durante este período de agonía del régimen anterior. Para ello fue necesario determinados cambios:

La disolución de la junta directiva de ETUF que fue seguida en menos de seis semanas por la disolución de siete federaciones generales no ha sido el final de la historia. Los cargos dirigentes del resto de las federaciones generales, debían ser disueltos muy pronto a pesar de la fuerte oposición del presidente del comité provisional aliado con los presidentes de estas uniones. También se supone que todo el aparato de la de ETUF debe ser disuelto según las previsiones legales La obligatoriedad de pagar la cuota sindical a la ETUF, basada en la ley nº 35 de 1976 expira el 27 de octubre. El problema está en que muchos trabajadores, especialmente del sector público y de las grandes empresas industriales, están decididos a abandonar la ETUF pero no quieren perder todas las cotizaciones que obligatoriamente han pagado durante años ni renunciar a los grandes recursos y patrimonio acumulado por la ETUF durante años. Por tanto, la creación de sindicatos democráticos, que se unan o no, no significa renunciar a ese inmenso patrimonio acumulado por la ETUF que pertenece a los trabajadores. La ley de libertades sindicales debe resolver este problema.

Dificultades del movimiento sindical egipcio

A pesar de estos pasos positivos, hay varios desafíos para que los trabajadores egipcios conquisten sus plenos derechos y sean capaces de construir sus propios sindicatos. Estos desafíos son:

  • La vigencia de la antigua legislación laboral, restrictiva, que todavía no ha sido anulada (Ley nº 35 de 1976, con sus enmiendas posteriores) y la falta de promulgación de la nueva ley sobre libertades sindicales.
  • El contraste que caracteriza la etapa transitoria actual donde conviven las viejas organizaciones de la dictadura con las nuevas surgidas de la lucha democrática. Encontramos a los sindicalistas de la ETUF, seguidores de Mubarak, tanto en la prisión de Tura como en las más altas instituciones del país. Es una situación extraña y excepcional por completo que pone en riesgo los derechos de los trabajadores, consolida la corrupción y restringe el abono necesario para el crecimiento del movimiento obrero democrático.
  • El papel que está jugando el presidente del comité provisional que maneja la federación egipcia de sindicatos, y sus esfuerzos repetidos por limitar el avance de las libertades sindicales, intentando mantener las federaciones generales de la ETUF, rechazando el reconocimiento de los nuevos sindicatos y actuando como si nada hubiera cambiado en Egipto.
  • La dificultad de la etapa transitoria actual, llena de contradicciones, y ambigüedades, que hace que muchos vean el movimiento sindical como una carta importante a jugar, trasladando sus luchas políticas y de intereses al terreno sindical.
  • El movimiento sindical egipcio que se está construyendo en los últimos cuatro años no ha logrado todavía el objetivo de organizar y consolidar sus sindicatos. • Las largas décadas de restricciones y de corrupción del sindicalismo oficial egipcio que siempre dio la espalda a las reivindicaciones obreras y reprimió cualquier expresión de autonomía del movimiento obrero y que ha hecho que la palabra sindicato signifique en el lenguaje de la calle “un aparato del gobierno”, todo ello dificulta la creación de un sindicalismo democrático e independiente. La recuperación de un sindicalismo independiente tiene por delante un camino espinoso y difícil.
  • Muchas son las dificultades para crear sindicatos de base cuando están dentro de las federaciones de la ETUF, para encontrar cuadros preparados y no corrompidos dentro de la estructura de la ETUF, para cambiar la concepción del sindicato como un ente autónomo en lugar de un aparato burocrático al servicio del gobierno. A esto se añade las dificultades administrativas dentro de la confusión actual de la administración y de las maniobras de los patronos y de los dirigentes de la ETUF. Falta experiencia para construir sindicatos independientes del estado y para organizarlos porque los trabajadores egipcios no han tenido esa experiencia desde hace casi medio siglo.
  • La actuación de la patronal que rechaza totalmente las demandas económicas de los trabajadores (por ejemplo en cuanto al salario mínimo), y se opone a las libertades sindicales, presionando a las autoridades políticas.
  • También la dificultad para los sindicatos recientemente creados de organizar los movimientos de protesta y las huelgas que exigen reivindicaciones largo tiempo esperadas y que no se pueden posponer, así como la ausencia de mecanismo de negociación y de experiencia sindical en el terreno de la negociación. Todo ello en un marco en que la patronal muestra una hostilidad total hacia el sindicalismo independiente y una actitud cerrada a cualquier reivindicación obrera y en que gran parte del aparato estatal sigue los hábitos anteriores, creando un clima de desconfianza agravada por la ambigüedad del momento que vive la sociedad egipcia.
  • La precipitada creación de la “Federación Independiente Egipcia de Sindicatos” por algunos sindicatos independientes concentrados en sectores limitados, fue considerada, en algunos medios, como oportunista, y levantó dudas en la credibilidad del movimiento sindical independiente, debilitando su discurso que era muy fuerte y evidente antes y después de la revolución. Muchos pensaban que el movimiento debía madurar más y esperar a la disolución de la ETUF para incorporar en el proceso a sectores de trabajadores más amplios y construir una organización sindical democrática, independiente y representativa.

El Congreso democrático del trabajo egipcio

Tras el análisis de la situación del movimiento obrero en Egipto, se decidió la constitución del Congreso Democrático del Trabajo Egipcio con los siguientes planteamientos:

  1. - Compromiso total con los trabajadores egipcios en la defensa de su derecho a crear sus sindicatos libremente y con total independencia de la administración, de la patronal y de los partidos políticos); lucha por el logro completo de este derecho, exigiendo el fin de todas las restricciones legales impuestas a este derecho durante las últimas décadas
  2. - Compromiso con la aplicación de las convenciones de trabajo internacionales, la lucha por su puesta en práctica apropiada en nuestro país y la acción para garantizar a los trabajadores egipcios la defensa de sus intereses mediante la negociación colectiva y la huelga,
  3. - Respeto a los principios de libertad sindical. incluyendo la no discriminación entre los trabajadores por cualquier razón, garantizando el derecho de todos los sindicatos de federarse libremente así como de retirarse de la misma. Los fundadores de este congreso rechazan la privación o la exclusión de cualquier derecho sindical, rechaza la coerción para adherirse o para retirarse de una federación
  4. - Los fundadores de este congreso trabajarán por la unidad y fuerza de los sindicatos y actuarán para construir una organización sindical fuerte y eficaz (federación/confederación) que combine diferentes categorías de trabajadores y variedad de sectores.
  5. - El Congreso Democrático del trabajo egipcio combina los sindicatos que participan en su primera reunión fundacional y los grupos de trabajadores de las grandes empresas industriales grandes del sector público que aspiran a dejar de ser miembros a la fuerza de la ETUF y a construir la unidad sobre bases democráticas y permite a trabajadores establecer sindicatos y federaciones que representen a la mayoría.

El Congreso pide la promulgación inmediata de la ley sobre libertades sindicales que garantice para los trabajadores egipcios todas las derechos ya mencionados.

El congreso invita a la sociedad egipcia con sus energías democráticas y políticas, a conseguir estas demandas y activar la negociación colectiva para alcanzar la justicia social. El congreso, junto con las organizaciones participantes de la sociedad civil organizará una extensa campaña pidiendo la adopción inmediata de esta ley.

Acuerdos del Congreso

  1. - Impulsar la construcción de sindicatos que defiendan los derechos de sus afiliados e ir constituyendo federaciones regionales que vayan adquiriendo capacidad para la negociación colectiva
  2. - Potenciar la unidad de acción entre los sindicatos independientes y los grupos de trabajadores que están dentro de la ETUF para conseguir el final de la afiliación obligatoria a la ETUF, rechazando la posición del presidente del comité provisional de la ETUF
  3. - El Congreso decide volver a reunirse en un plazo máximo de seis semanas. Durante este período, se irán llevando a cabo la constitución de las federaciones regionales y sectoriales y presentará su legalización.
  4. - El Congreso decide la creación de seis comités que trabajen por los siguientes objetivos.
  5. - Comité de formación de los responsables de los distintos sindicatos y federaciones para capacitarles con el conocimiento y las habilidades necesarios para desempeñar sus responsabilidades. 
  6. - Comité de expansión para aumentar el número de sindicatos afiliados y ayudar a establecer nuevos sindicatos y federaciones regionales y sectoriales. 
  7. - Comité de asesoramiento legal y técnico: para preparar los estatutos internos y manejar los problemas legales de los sindicatos miembros. 
  8. - Comité de propaganda e información para la relación con los medios de comunicación y promover los principios, los objetivos y los logros del congreso. 
  9. - Comité de conflictos de trabajo y de apoyo a la negociación para ayudar a los sindicatos a responder a las reivindicaciones de los trabajadores y a buscar soluciones a los conflictos planteados. 
  10. - Comité de Coordinación y enlace: para coordinar el trabajo con otras organizaciones y desarrollar las estrategias para la acción común.

Además, el congreso discutió algunas de los conflictos de trabajo actuales. Los participantes expresaron su solidaridad con los trabajadores de Misr Menoufiya Co. que llevan tres meses sin cobrar y con los trabajadores de Mega de Textil y sus sindicatos en la ciudad de Sadat, exigiendo la readmisión de los despedidos y la liberación de los detenidos.

El congreso también discutió el problema del trabajo informal y decidió llevar a cabo una sesión especial para discutir los métodos para ocuparse de este problema.

Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR.II de la CGT

Documentación del Congreso en inglés

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.