Rojo y Negro es el vocero de la Confederación General del Trabajo (CGT), una asociación de trabajadores y trabajadoras anarcosindicalista, de clase, autónoma, autogestionaria, federalista, internacionalista y libertaria.

Catalunya 109 – setembre 2009: «GLORIOSAS JORNADAS DE JULIO»

Catalunya 109 – setembre 2009: «GLORIOSAS JORNADAS DE JULIO»


Dedicamos buena parte del presente número de la revista mensual de la CGT de Cataluña al centenario de la Semana Trágica o, para ser más honestos, a las Gloriosas Jornadas de Julio, porque así es como las veía la gente que se sublevó contra un orden injusto.

Dedicamos buena parte del presente número de la revista mensual de la CGT de Cataluña al centenario de la Semana Trágica o, para ser más honestos, a las Gloriosas Jornadas de Julio, porque así es como las veía la gente que se sublevó contra un orden injusto.

Podemos rompernos la cabeza y releer, remirar, redebatir y repensar los mil y una condicionantes que llevaron a que la mal llamada Semana Trágica de surgir como una revuelta antimilitarista y obrera acabara convertida en una bullanga ciudadana y se convirtiera en la fiesta mayor de la quema de edificios religiosos. Es evidente que la Iglesia, como ahora mismo, tenía un poder desproporcionado y era el blanco más fácil para atacar pero es también evidente que una revolución, un cambio total de estructuras de la sociedad, no puede hacerse sólo quemando conventos, iglesias y edificios religiosos. Los cuarteles, las comisarías, los bancos, las fábricas, las casas de los ricos … quedaron fuera del fuego y los objetivos de los sublevados de julio de 1909. Y eso no fue casualidad, no podemos ser tan ingenuos de pensar que se quemó lo primero que se encontró delante y menos que estos primeros y únicos objetivos anulasen los demás, los que podían hacer girar el movimiento hacia algo más serio, hacia algo con más peso, hacia algo que fuera verdaderamente revolucionario.

Por eso es importante remirar el pasado, para ver cómo la falta de capacidad por parte de la organización obrera (donde Solidaridad Obrera era fuerte, como en el bario de Gràcia la cosa fue de otra manera) y la manipulación de las masas por parte de los que más gritaban y más insultaban (los radicales de Lerroux) hizo imposible una revuelta que se convirtiera en revolución y hacer avanzar a la clase obrera en derechos y libertades. No basta con el hambre o las opresiones diversas que podamos sufrir como clase o como individuos para dar el paso que nos acerque a su sustitución por unas relaciones humanas no basadas sólo en el dinero y en las jerarquías. Ahora bien, para hacerlo necesitamos organización y organizaciones. Colaborar los unos con los otros, tener confianzas que ahora no tenemos, ser como un puño para golpear pero a la vez no cortarnos ningún dedo para hacerlo. Y en su caso, saber y poder acariciar cuando no sea necesario pegar.

El reportaje, largo, ha sido elaborado Jordi Marti y repasa los principales acontecimientos de la semana, día a día. Las entrevistas están dedicadas a dos historiadores del mundo libertario y obrerista. La entrevista larga es a Dolores Marín, que acaba de sacar a la luz el libro «La Semana Trágica. Barcelona en llamas, la revuelta popular y la Escuela Moderna», y la corta, en la contraportada, es a Ferran Moltó, que acaba de impartir el curso «Las masas obreras» dentro de ’La semana trágica. Cien años después’ en la Universitat Catalana d’Estiu de Prada de Conflent.

El especial se acompaña de otros artículos escritos por Josep Llunas y Xavier Díez, columnas de opinión y recomendaciones sobre libros y películas.

Además, hablamos, entre otros, los veinte y cinco años de lucha por la tierra en Brasil y algunos argumentos contrarios al tratado de Lisboa, la actualidad de los ERE y la represión contra los trabajadores. También presentamos la actualidad de algunos casos de represión en material social (Laura Riera, Núria Pòrtulas y Karim Akbih Verdaguer).

Revista Catalunya


  Descarga el archivo completo (https://rojoynegro.info/wp-content/uploads/2011/03/cat109.pdf)